cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > España >

Que ver en Girona


Girona, Catalunya, España
 
 
 
  • El Call o Barrio Judío
  • La Catedral
  • Baños Arabes
  • Las casas y los puentes sobre el río Onyar
  • Casa de Rafael Masó
 

Turismo en Girona

Girona o Gerona, según se quiera en catalán o castellano respectivamente, es una de las grandes desconocidas del turismo mundial, aunque no por mucho ya que las autoridades se esmeran por hacer de esta ciudad un hito del turismo. Ubicada en las faldas de los Pirineos y a pocos kilómetros de las frecuentadas playas de la Costa Brava, esta ciudad es un pequeño tesoro en potencia.

Cosmopolita y entrañable Gerona tiene hoteles, restaurantes y entretenimiento suficiente para convertirse en un destino muy conocido. Para llegar a Girona se puede volar directamente el aeropuerto regentado por Ryanair, trasladarse en tren desde Barcelona o bien tomar el coche y conducir desde donde te encuentres.

Una vez allí te recomendamos dirigirte a la Rambla de la Llibertad que recorre gran parte de la ciudad hasta la Plaza del Correo Vell donde comienza el Call. Este peculiar nombre -en catalán antiguo- hace referencia al Gueto Judío medieval mejor conservado de toda Europa. En la actualidad una fundación se ocupa de este monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, organizando visitas y exposiciones relativas al tema.

En Girona se mezclan las tres principales culturas medievales: la judía, la musulmana y la católica. Los Baños Arabes son el monumento que mejor ejemplifica la presencia la ocupación musulmana de la ciudad. Muy bien conservados y fáciles de visitar estas preciosas instalaciones conservan el misticismo de sus creadores.

La tercera visita la realizaremos a la Catedral de Girona monumentos cristiano por excelencia de la ciudad y gran dominador del paisaje. Consagrada a la Virgen María, esta iglesia monumental se encuentra en el punto más alto de la ciudad. La construcción de este edificio comenzó en el siglo XI y terminó en el siglo XVIII. La fachada principal en estilo barroco se levanta tras una enorme escalinata y da paso a una gran nave central en estilo gótico y cubierta por bóveda de arcos diagonales apoyada en columnas.

En el interior destacan especialmente el retablo mayor de playa y esmalte obra de la orfebrería gótica realizada por Bartomeu entre 1320 y 1357. Hay una pequeña exposición con el tesoro de la Catedral donde se puede disfrutar de tapices, una gran cantidad de objetos religiosos y de varias esculturas del siglo XVII del arquitecto local Pere Costa i Cases.

Una vez visitadas las tres instituciones lo mejor que se puede hacer para conocer Girona es perderse por sus calles y disfrutar de esa atmósfera estancada en el tiempo que rodea la ciudad. Las calles Nou, Santa Clara, Argentería y Cort Reial ofrecen una gran cantidad de tiendas, bares y restaurantes ideales para disfrutar de la vida nocturna y la gastronomía local. Si tiene tiempo reserve una entrada para asistir a alguna de las funciones de teatro, ópera o conciertos que constantemente ofrece la ciudad en el Teatro Municipal de Girona.

El casco antiguo de Gerona aun permanece amurallado, pero las murallas han sido caladas y abiertas para permitir dar un interesante paseo por toda la ciudad guiados por estos elocuentes muros. La ciudad tiene otro interlocutor que la cruza de punta a punta, el río Oñar. Con sus famosas casas colgadas todas pintadas en cálidos colores, este poco atractivo río es una parte muy importante de la ciudad. Los tres puentes que cruzan el casco antiguo: el antiguo puente de Piedra, el puente de Gómez y el moderno puente de hierro ofrecen un curioso contraste urbano.

Como si todo esto no fuera poco no puedo dejar de mencionar la gran cantidad de museos que ofrece la ciudad para los que están interesados en el arte. El Museo del Cine, el Museo Arqueológico – cuya colección se exhibe en la iglesia de San Pere des Galligants -, el Museo de Historia de la Ciudad – albergado en el Convento Capuchino de Sant Antoni -, o el Museo de Arte, ubicado en el Palau Episcopal, son los más importantes. También hay una gran cantidad de galerías que exponen arte contemporáneo y moderno que también son de gran relevancia. Y no dejen de hacer una visita a la Casa de Rafael Masó para descubrir un genio olvidado de la arquitectura modernista. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.