cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > España > Playas > Costa Verde Asturiana >

Que ver en Gijón


que ver en gijon
 
 
 
  • Cimadevilla y el Elogio al Horizonte de Chillida
  • Playa de San Lorenzo
  • Palacio de Revillagigedo
  • Las Sidrerias del Barrio de Pescadores
  • La Plaza Mayor y las Termas Romanas
 

Viajes a Gijón

Con algo más de 275.000 habitantes, la acogedora Gijón abre sus puertas en el norte de Asturias a todos los interesados en conocerla. Dinámica y innovadora pero fiel a sus tradiciones esta ciudad parece diseñada para invitar al paseo y al esparcimiento. Es una ciudad deliciosa muy arraigada a sus tradiciones como todas las ciudades pequeñas de España.

Se sabe que el primer asentamiento conocido en la zona estuvo en Campa de Torres, una península formada por el cabo del mismo nombre y situada en el extremo occidental del municipio, entre el puerto del Musel al este y la ría de Aboño al oeste. Allí se ubicaba el Castro de Noega que muchos grandes historiadores de todos los tiempos, como Estrabón o Plinio ya citaban como el núcleo fortificado prerromano más importante de la Costa de Asturias.

Si nos preguntamos que empezar a ver en Gijón. El punto de partida de cualquier visita a Gijón debe ser el Cerro de Santa Catarina que se conoce popularmente como Cimadevilla. Fue aquí donde seguramente comenzó y aún hoy continúa el homenaje que la ciudad le rinde al Mar Cantábrico; celebración que encuentra su mejor exponente en el “Elogio al Horizonte”: una hermosa escultura de Chillida.

Desde la cima del cerro Santa Catarina, se puede observar la ciudad al completo. Si miran hacia la izquierda en primer lugar aparece el puerto pesquero que prácticamente se funde con la nueva playa de Poniente, descubriéndonos una Gijón en plena ebullición. Completan el paisaje dos puertos: uno deportivo y otro industrial, y el paseo marítimo de Rodríguez San Pedro.

En la nueva playa de Poniente ha sido recientemente inaugurado el Acuario de la ciudad, en unos terrenos recuperados de la explotación industrial y ahora dedicados al disfrute de los visitantes y los locales. Y es que Gijón es una ciudad con dimensión humana que el visitante domina casi de inmediato y en el que no tarda en sentirse como en casa.

En esta parte oeste de Gijón merece una visita especial el puerto deportivo, pues todavía conserva algunos de los edificios medievales del viejo puerto de pescadores, que datan del 1480. El área fue declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1975.

Ahora centren su vista en la parte derecha de la ciudad. Aquí aparece la largísima playa de arena dorada de San Lorenzo, donde gracias al clima benigno de Gijón, se puede ver gente disfrutando del mar todo el invierno. El paseo que recorre la playa de San Lorenzo, conocido como el Muro de San Lorenzo, es uno de los más entretenidos de la ciudad; sin perder el mar de vista y con el sol bronceando su piel podrá llegar hasta el Parque de Isabel la católica, el Estadio de El Molicón o el Parador Turístico de la Ciudad.

En el punto más céntrico del paseo se alza la iglesia de San Pedro, edificada a mediados del siglo XX. Luce igual que un faro señalando el lugar donde nació Gijón y también el límite de Cemadevilla, el antiguo barrio marinero. Este barrio fue construido sobre un pequeño istmo al que, hasta la pasada Edad Media, únicamente se podía acceder dos veces por día coincidiendo con la bajamar, y donde todavía se encuentran muchos de los monumentos importantes de la ciudad.

Patrimonio y Vida Cultural de Gijón

El monumento más antiguo de la ciudad son las termas romanas, de espléndida construcción y de gran importancia durante los primeros siglos de nuestra era. Sin embargo, el gran atractivo turístico por excelencia de Gijón son: los palacios nobiliarios. Algunos de ellos datan de la época renacentista y el resto son de estilo barroco. El más antiguo y más conocido es el de los Ramirez Jove, donde se intuyen unas característica que se consolidan en el Palacio Valdés y más adelante en el de Revillagigedo.

El empinado casco antiguo de la ciudad está dominado por la Torre del Reloj; esta construcción re origen romano se usó como cárcel y acogió el primer Ayuntamiento de la ciudad. No deje de visitar la Colegiata de de San Juan Bautista, del siglo XVIII; la Plaza del Marquéz; la Torre de la Trinidad; la torre de Jove Hevia; y por supuesto la casa de Jovellanos, convertida en pinacoteca.

Continuando lo principal que hay que ver en Gijón. También hay que explorar, dentro del antiguo barrio de pescadores, las capillas: de la Virgen de Guadalupe, la de los Remedios y la de la Soledad; aproveche la ocasión para conocer alguna de las sidrerías famosas de la zona y de probar los exquisitos erizos de mar. A esta zona habrá de volver pues hay que verla de día y también bajo la luz de la luna; pues es aquí en los aledaños de la Plaza Mayor donde se concentra la actividad nocturna de la ciudad.

Del casco antiguo camine hasta el ensanche jovellanista, para ver lo mejor de la Gijón vanguardista. Pasee por las calles Corrida y Moros, con sus muchos cafés, tiendas de moda y el bullicio de los gijonenses dejándose ver. Hay que detallar la casa ubicada en el nº1 de la calle Corrida, no verá otro ejemplo del Arto Nouveau más puro en toda Asturias. Desde aquí aproveche para visitar los barrios de Fomento, El Carmen o La Arena.

La vida cultural y el patrimonio de Gijón son de gran relevancia. La ciudad natal de Melchor Jovellanos, pensador, escritor y ministro de Carlos IV, cuenta con numerosos museos y convoca varios festivales culturales anualmente. La mayoría de los museos se ubican en edificios de gran valor patrimonial, como es el caso del Museo de Arte Contemporáneo, ubicado en el antes citado Palacio Revillagigedo. Los museos dedicados a los pintores Nicanor Piñole y Juan Bartola, hoy hijos ilustres de la ciudad, están instalados en edificios restaurados para tal ocasión y pronto tendrán un espacio mejor en la Universidad Laboral de Cabueñes; obra de Luis Moya.

Además, Gijón es sede de encuentros culturales de categoría internacional, como es el caso del Salón del Libro Iberoamericano, que se celebra anualmente en el mes de mayo; y la Semana Negra, que reúne a los famosos escritores del género policiaco, en Julio; el Salón Internacional del Cómic, durante el mes de Octubre; y finalmente el Festival de Cine de Gijón, en el mes de Noviembre.

Gijón: compras, gastronomía y sidra

Por ultimo algo que hay que ver en Gijón son sus diversos locales de compras y lugares donde tomarse una buena sidra. La vida comercial de la ciudad late en un entresijo de calles peatonales, presididas por edificios señoriales. Destacan las tradicionales tiendas de ultramarinos y las charcuterías o fabes, instaladas en La Puerta del Sol y San Bernardo. En Corbacho venden el mejor compango, la carne de la tradicional fabada asturiana. También hay confiterías, cafeterías y librerías.

Para saciar la sed y calmar el hambre, nada mejor que detenerse en alguna de las numerosas sidrerías de Gijón, que centran la vida social durante el mediodía y la noche. Algunas son centenarias, como Campinos, en la calle Covadonga; El Cartero, en la calle Cienfuegos; o Casa Justo, en la calle de los Hermanos Felgueroso.

Todas las sidrerías sirven platos tradicionales a base de pescados frescos, como: la caldereta marinera, marisco a la plancha o pescados con salsa de sidra. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.