cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > España >

Que ver en Pamplona


Pamplona, España
 
 
 
  • Plaza del Castillo
  • Calle de la Estafeta
  • Catedral de Pamplona
  • Palacio Casall
  • Fiestas de San Fermín
 

Viajar a Pamplona

Decir Pamplona es decir “encierro”, “toros”, “sanfermines” y “San Fermín”… a nivel mundial esta ciudad es conocida por sus fiestas y sus encierros, pero en Pamplona hay mucho más para visitar durante todo el año.

Me acuerdo la primera vez que fui a pamplona una semana antes de San Fermín en el año 1996. Me sorprendió la modernidad de la urbe, sus construcciones todas nuevas, su limpieza y su religiosidad. El domingo en la Catedral presencié la misa más solemne a la que he asistido en mi vida. Dirigida por el obispo de la ciudad y secundada por un coro de 15 sacerdotes, con casi la mitad de la homilía en latín aquella ceremonia fue para mí como volver a un pasado desconocido.

Pronto me di cuenta de los contrastes de la ciudad de día religiosa y familiar –sorprende la cantidad de niños que hay por las calles y los parques de Pamplona- y por la noche desmelenada, alegre y espirituosa. Llegaron las fiestas y la noche de Pamplona cobra vida, es casi imposible conseguir un lugar para comer sentado los famosos montaditos.

Por la mañana los encierros ponen los pelos de punta. Es complicado disfrutar de ellos si no se conoce a alguien que te seda un balcón o si eres lo suficientemente valiente para participar. El ánimo se respira, los corredores se apuntan y en cuestión de segundos todo ha pasado… y corredores y toros llegan a la Plaza de Toros. Es el momento de conocer la Pamplona cultural, la de los museos y las iglesias.

El Museo de Navarra ubicado en el antiguo hospital de Nuestra Señora de la Misericordia y el Museo Diocesano ubicado dentro de la Catedral son los dos más importantes. La Catedral por supuesto es de visita obligada. Ubicada en el punto más alto y más antiguo de Pamplona esta iglesia monumental comenzó a ser construida en 1023, pero pasarían muchos años hasta su culminación.

Al salir de la catedral es la hora de comer y nada mejor que cualquiera de los restaurantes de la Plaza del Castillo. Rodeada de edificios de muchos estilos arquitectónicos este espacio urbano es el lugar de reunión de los locales desde la Edad Media. En el subsuelo de esta plaza se han encontrado restos de de termas romanas, una necrópolis musulmana, un tramo de la muralla medieval y del Convento de las Carmelitas Descalzas. En el exterior una suerte de kiosco o gazebo de piedra sirve de refugio para los enamorados y de escenario para pequeñas presentaciones.

La práctica de la siesta es recomendable si se desea sobrevivir a la semana de San Fermín. Una vez despejada la cabeza un paseo por la calle de la Estafeta –ahora sin toros- y perderse por las calles de esta ciudad para disfrutar de la noche una vez más. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.