cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > España >

Que ver en Logroño


Logroño, España
 
 
 
  • Iglesia de Santigo el Real
  • Ayuntamiento
  • Catedral de Santa Maria de la Redonda
  • Iglesia de Santa María del Palacio
  • Casa de Espartero
 

Viajar a Logroño

Capital de La Rioja y ubicada no muy lejos de Bilbao y Zaragoza, Logroño es una tranquila ciudad situada a orillas del río Ebro. Se trata de una metrópoli importante por dos motivos principales: porque está en el Camino de Santiago, la ruta de peregrinación con más de 1.000 años de antigüedad; y porque situada casi en el corazón de la famosa región vinícola de La Rioja, lo que la convierte en el centro del comercio del aromático vino tinto típico de la región. 

Declarada Capital Gastronómica de España en el año 2012, la ciudad de Logroño ha sido desde tiempo ancestrales lugar de paso especialmente de peregrinos por el Camino de Santiago. En la actualidad es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja y su ciudad con mayor población y crecimiento económico.

El paso del Camino de Santiago por Logroño deja tras de sí un gran número de instituciones religiosas –y sus respectivos monumentos- que son sin duda alguna el gran tesoro cultural de la ciudad. Además de la Catedral, las iglesias de Iglesia de San Bartolomé, Iglesia de Santiago y Santa María del Palacio –todas declaras bien de interés cultural- están el Convento de La Merced, el Convento de Madre de Dios, el Convento de Valbuena, la Ermita de San Gregorio y la Ermita del Cristo del Humilladero.

La Concatedral de Santa María de la Redonda fue construida en el siglo XII pero ha tenido una larga trayectoria de reformas y ampliaciones a lo largo de su vida. El edificio se considera de Bien de Interés Cultural de España y alberga en su interior un cuadro de la crucifixión atribuido a Miguel Ángel.

El casco antiguo es un ambiente muy agradable gracias a sus calles medievales, en su mayoría peatonales, y atractivos edificios con siglos de antigüedad. Aquí tuvo origen esta población y en torno a esta zona se desarrolló a lo largo de los años, así que visitar el casco histórico es recorrer la mismísima historia de la localidad.

Entre los principales lugares de interés están la Plaza del Mercado en el corazón de la ciudad; y un par de iglesias del siglo XII, la Iglesia de San Bartolomé – construida con piedras extraídas de las antiguas murallas de la ciudad medieval - y la Iglesia de Santa María de Palacio.

No dejes de visitar el Museo de la Rioja, que alberga una colección de reliquias artísticas, etológicas y arqueológicas, así como el Museo del Vino de La Rioja, cuyas interesantes exposiciones muestran la historia, evolución y elaboración de los vinos españoles.

Las calles Ruavieja y Barriocepo son las más antiguas y en ella se alzan preciosas mansiones con mucha solera todas restauradas hace poco. Las calles San Nicolás y Mayor también son muy interesantes para pasear, comprar y conocer la cercana Iglesia de San Bartolomé y la Judería.

Aunque las murallas de la ciudad han desaparecido para dar paso a una urbe mucho más moderna, los vestigios que se han encontrado en las excavaciones de las antiguas murallas son fenomenales. Se conoce con el nombre Murallas del Revellín a los restos de las fortificaciones que en una época defendieron la ciudad de Logroño. Junto con las murallas se han encontrado varias puertas, fosos y muros que se construyeron después del asedio del ejército francés en 1521.

Logroño está dividida por el río Ebro en dos. Varios puentes se han construido a lo largo de la historia para comunicar las dos orillas. Los más famosos son el puente de Piedra construido en 1884 como una réplica del original de 1775 y el puente romano de Mantible que cruza a la altura del barrio del Cortijo. También está el Puente de Hierro inaugurado en 1882 y otros dos mucho más modernos.

Desde 1999 las autoridades de Logroño han promovido la creación y posterior ubicación de varias esculturas que adornan la ciudad y crean un espacio de museo pie de calle. Por supuesto, este no es el único museo de esta ciudad que demuestra un gran amor por el arte. Instituciones como el Museo de La Rioja, Museo Würth La Rioja, Sala Amós Salvador y el Cubo del Revellín bien merecen una visita.

Si hay algo por lo que Logroño es famoso es por su vino y sus bodegas, de las que hablaremos en un reportaje más extendido. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más informaciķn



Copyright 2000 - 2015 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.