cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > España >

Que ver en Granada


Granada, España
 
 
 
  • Albayzin y la Alcazaba
  • Alambra
  • Palacio de los Leones
  • El Generalife
  • La Capilla Real
 

Turismo en Granada

Yo siempre he pensado que primero se debe ver lo mejor de una ciudad, para nunca irnos sin verlo; así que por la mañana del primer día les recomiendo ir a la Alhambra. Pero antes de recorrer semejante paseo, bajo el sol primaveral de Granada, tomen un sustancioso desayuno en López Mezquita en la calle Reyes Católicos. Luego pueden sentarse a leer el periódico o a descansar el desayuno en la Plaza Nueva.

El origen de la Plaza Nueva era una pequeña plaza que precedía una mezquita conocida como Hattabin, o de los leñadores. Desde la plaza parte la cuesta Gomérez, tras una pequeña subida por el Paseo de las Alamedas; una de las calles más típicas de la ciudad y rodeados de artesanía, comienza la visita a la Alambra. Crucen la Puerta de la Justicia y descubran la entrada más monumental del complejo. Esta puerta fue edificada por Yusuf I en 1348.

Antes de entrar a la Alambra convenga que os leáis estas líneas con mi modesta explicación histórica. El complejo corona la colina que los árabes llamaron Sabika, frente a los barrios de Albayzin y la Alcazaba. Reducida en un principio a una función militar como alcazaba, cuando Muhammad b. al-Ahmar decidido fijar su residencia en ella comenzó la construcción del palacio y recinto amurallado. Con Yusuf I y Muhammad V alcanzó su época de máximo esplendor dejando construcciones cuyos restos aun permanecen: palacetes, casas principescas y nobles, mezquita, madraza, oratorios, enterramientos, baños públicos y privados, alhóndiga, mercado, caca, almacenes y mazmorras, un barrio de industrias y el barrio castrense de la Alcazaba. En 1870 todo el recinto fue declarado monumento nacional.

Tras la Puerta de la Justicia, una calle lleva hasta la explanada donde se sitúa el palacio de Carlos V. Este edificio fue diseñado por Pedro Machuca y construido a partir de 1527 en estilo renacentista. Destacan los almohadillados de la fachada, en planta baja, así como la rica decoración de los vanos del piso superior. En su interior destaca el patio circular con dos galerías superpuestas distribuyendo estancias cuadrangulares de diversos tamaños de tal modo que forman un cuadrado al exterior.

A la derecha encontrareis la plaza de los Aljibes, donde está la puerta del vino, que tuvo una función de separación entre la medina y las zonas del palacio defensivas de la Alambra. De sus dos fachadas, la exterior y más antigua, es de piedra, con arco de herradura puntado.

A través de la puerta se sube al recinto militar o alcazaba, situada en la zona más elevada de la colina. Al entrar destaca una fuerte muralla en la que se alzan tres grandes torres cúbicas: al sur, la Torre del Adarguero; en el centro, la torre Quebrada; al norte, la Torre del Homenaje.

En el interior de la alcazaba se encuentra el barrio castrense, entre cuyos restos hay una mazmorra, el arranque de los muros de varias casas, un aljibe y un baño. Al sur, junto a la llamada torre de la Sultana, posiblemente de época almorávide, se encuentra el jardín de los Adarves, del siglo XVII. Esta zona extrema está dominada visualmente por la torre de la Vela, que se estructura en cuatro plantas con espacios resueltos con variadas bóvedas sobre pilares.

A los pies de la torre se encuentra la puerta del recinto alto de la alcazaba, uno de los elementos más bellos y antiguos del monumento, fechada en el siglo XI. La alcazaba alberga una de las cuatro grandes puertas exteriores del recinto, la torre y puerta de las Armas, de elegante disposición y proporciones, que abría directamente al interior de Granada. Debió ser de las primeras edificaciones que los nazaríes realizaron en el siglo XIII.

Entre las construcciones palaciegas de la Alambra destaca el Palacio de Comares, estructurado en torno a cinco patios: de la Madraza, de los Príncipes, de Machuca, Mexuar, del Oratorio y de los Arrayanes o de Comares.

El Palacio de los Leones es una de esas imágenes que reconocerán de libros y postales. Es un palacio totalmente independiente, solo tiene una comunicación con el Palacio de Comares; realizada posterior en la época de los Reyes Católicos. Se distribuye en torno a un patio, centrado por la fuente de los Leones, que exhibe una taza sobre doce leones en cuyo borde fue esculpido un poema de Ibn Zamrak que explica el funcionamiento de la fuente y alaba al sultán Muhammad V. Los leones son doce y en su tiempo eran una especie de reloj de agua.

La sala de los Mozárabes, situada en el lateral oeste, debe su denominación a la bóveda que cubría la estancia. Destruida al estallar un polvorín en 1590, fue sustituida por otra bóveda en el siglo XVIII. La sala de las Dos Hermanas se pasa a un corredor, a través de la ventana original, transformada en puerta que conduce a las habitaciones de Carlos V. Estas fueron el añadido, en forma de claustro, al jardín bajo del palacio de los Leones, con motivo de la visita del Emperador a Granada.

En los Jardines del Partal, planificados en los años treinta del siglo pasado, se encuentra el Palacio del Partal, y un oratorio cuya decoración y construcción se atribuye a Yusuf I. Otro de los restos más significativos del conjunto del Partl es el Palacio de Yusuf III. Este edificio sirvió como residencia de los condes de Tendilla, alcaldes de la Alambra hasta el siglo XVIII, cuando fue destruido.

La visita de la Alambra se termina en el Generalife, cuyo nombre ha sido una polémica histórica, finalmente se ha aceptado la traducción de “jardines de Alarife”, el arquitecto del jardín. El Generalife era una almunia o finca con una extensión de tierra de cultivo que rodeaba el palacio. Tras los jardines nuevos se encuentra el edificio principal. En su interior, una estrecha escalera conduce al famoso patio de la Acequia.

Cuando terminéis de visitar este maravilloso complejo les recomiendo reponerse comiendo algo en los restaurantes de alrededor, un buen gazpacho fresco y una carne asada o pescado de la tierra. Les recomiendo bajar por Gran Vía hasta la Catedral y visitar la Madraza.

La Catedral fue construida por expreso deseo de la reina Isabel, donde estuvo la mezquita mayor, más tarde Iglesia de Santa María la O. Un templo de interior renacentista, cargadísimo y bastante feo. Por otra parte la Madraza, la casa de estudios árabes fundada por Yusuf I en 1349, fue uno de los más bellos edificios de Granada, con portada de mármol blanco con inscripciones de sabiduría y ciencia. Del edificio solo se conserva el oratorio, que se puede visitar. Actualmente el edificio alberga las oficinas de extensión universitaria.

Para rematar la tarde una visita a la Capilla Real, fundada por los reyes católicos para albergar sus sepulturas. Carlos V concluyó su construcción y trasladó allí los cuerpos de sus abuelos. La capilla es de estilo gótico con adaptaciones renacentistas. Y luego una visita a San Jerónimo, un hermoso complejo construido por los reyes católicos, un monasterio en torno a varios patios de arquerías; una verdadera maravilla.

Llegada la noche tendrán mucho apetito, cenen en los restaurantes alrededor del Campo del Príncipe. Esta era la zona donde se ubicaban los palacios, huertas y jardines de los reyes granadinos.

Para el segundo día, un recorrido más descansado, la idea es dar varis paseos por la ciudad para ver las mejores vistas de las maravillas de Granada. Por la mañana un buen desayuno para poder subir al Albayzin. Este barrio debe su nombre a sus antiguos pobladores los moros de Baeza. Este barrio de España fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Albayzin es un barrio de calles estrechas y retorcidas en las que se construyeron casas de pequeñas de habitaciones reducidas, todas con patios por donde corre el agua para regar huertos y rellenar estaques. Tomen la cuesta del Chapiz, donde también pueden visitar la casa del Chapiz; hasta llegar a la Abadía del Sacromonte. Desde aquí tomen una foto de la magnífica vista.

En el barrio del Albayzin pueden visitar también: la iglesia de San Juan de los Reyes, la iglesia del Salvador, la Plaza Larga, la calle del Agua y la calle de los panaderos. Para no cansarse hagan un descanso en el Mirador de San Nicolás, desde donde podrán ver una de las mejores panorámicas de Granada. Bajen por las calles de San Miguel Bajo, y coman en las terrazas de la zona.

Para bajar la comida nada mejor que un paseo por el Mirador de la Lona, hasta llegar a la Puerta Elvira y desde aquí una visita a la Cartuja.

El Monasterio de la Cartuja se eleva sobre el Cerro de Aynadamar, uno de los sitios más hermosos de Granada, elogiado por escritores árabes como Ibn al-Jatib o Ibn Battutam donde rodeados de hermosas huertas y jardines con abundantes aguas que venían del cercano monte de Alfacar se situaban espléndidas casas.

Completen la tarde tomando un café en la Calle Molinos, una calle típica granadina, desde allí pueden completar con un paseo por la Plaza de Isabel la Católica. Este fin de semana puede ser una experiencia relajante y enriquecedora. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información



Copyright 2000 - 2015 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.