cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > Italia > Sur de Italia >

Que ver en Nápoles


Napoles, Italia
 
 
 
  • Castel Nuovo
  • Duomo
  • Las Ruinas Romanas
  • Las vistas del Vesubio al atardecer
  • Spaccanapoli
 

Nápoles: una ruta por el pasado de la ciudad

Nápoles, la capital de la región de Campania, es una tierra de incertidumbres acostumbrada a los devenires de la vida del mar. Esta ciudad es la tierra del Vesubio, del mar Tirreno y la pasta. Por cierto si quieren visitar al legendario volcán, pueden hacerlo. Incluso se puede subir al cráter inactivo desde 1944 en telesilla.

Para comenzar un recorrido por Nápoles hay que impregnarse del ambiente del puerto, y lo mejor es acercarse al Castel Nuovo o Castillo Nuevo, construido en el siglo XIII para defensa de la ciudad. Este increíble edificio nos da la bienvenida a través de un Arco del Triunfo que data de 1443. En el interior hay que visitar la Capilla Palatina y la Sala de los Barones.

Al salir de Castel Nuovo, camine hacia el mar, pasará pode delante del famoso Teatro de San Carlo, uno de los teatros de la opera con más aforo del mundo, y un poco más adelante por la iglesia de San Francisco di Paola. Ahora diríjase al Palazzo Reale, construido en 1600, hoy en día es uno de los museos más importantes de Italia, con una extraordinaria muestra de piezas de porcelana, muebles, tapices, esculturas, y la sede de la Biblioteca Nacional, donde se guardan más de 2000 papiros bíblicos del siglo V.

Al salir siga caminando hasta la costa hasta la zona del puerto de Santa Lucía, una de las zonas más hermosas de la ciudad. Además de los tradicionales restaurantes con menú de delicias del mar y de los barcos que se mecen, aquí encontrarán el Castel dell’Ovo. Esta enorme fortaleza del siglo XII fue construida como residencia real, aunque si valor defensivo ha sido incalculable. En la zona no se pierdan la fuente de la Immacolatella, obre de Bernini y Naccherio. Muy cerca podría visitar el Acuario, uno de los mejores de Europa.

Tras una degustación de frutos del mar, nos dirigimos al conocido Barrio Español o Quartieri Spagnoli. Este intrincado laberinto de callejuelas estrechas asediadas por balcones y cuerdas con ropa tendida al sol, fue el barrio de moda durante la época en que Nápoles perteneció a la Corona de Aragón pero ahora es una de las zonas más peligrosas de la ciudad –les recomendamos abstenerse de entrar-.

La principal vía de la zona, Via Toledo, debe si nombre a Pero de Toledo virrey y regente de la ciudad, es la única calle que le recomendamos recorrer. Llegue hasta la Plaza Municipio y visite la hermosa iglesia de San Giacomo degli Spagnoli.

Tome la vía Medina hasta su intersección con la vía Toledo, aquí se encuentra la iglesia del Gesu Nuevo con su magnífico cluastro. Muy cerca también la iglesia de Santa Chiara o Santa Clara construida en 1300 en estilo gótico provenzal. En el interior la tumba de Roberto I de Anjou sin duda les impresionará.

Entramos en el casco antiguo de Nápoles, nuestra primera parada es San Domenico Maggiore o San Domingo Mayor data de 1324 y está construida en estilo gótico. En el interior impresiona la abigarrada decoración y la cantidad de enterramientos de la nobleza de la corona de Aragón.

La siguiente parada será la iglesia de San Lorenzo Maggiore en estilo medieval con su extraordinario campanario construido en 1507. En el interior el claustro y las excavaciones arqueológicas nos enseñan la trascendencia histórica de esta zona. Finalmente llegamos a la Catedral o Duomo de Nápoles.

El maravilloso Duomo fue construido usando como base una antigua basílica paleocristiana de Santa Restituta, en el siglo XIII. Este edificio tiene muchos detalles importantes que no deben perderse: sus techos de madera artesonados, la pila bautismal esculpida en basalto egipcio y el baptisterio, la capilla de San Genaro que guarda los recipientes con la sangre del santo que se licua o no para vaticinar eventos importantes.

Si están interesados en la vida de santo patrono, no dejen de visitar las Catacumbas de San Genaro debajo de la Basílica de San Genaro, datan del siglo II. Y cerca del Duomo no se pierdan la Porta Capuana conserva dos torreones procedentes de la muralla aragonesa.

Tras la frustración que causa no poder recorrer el barrio español, les recomendamos tomar la calle Spaccanapoli. Esta calle cuyo nombre literalmente quiere decir “divide en dos Nápoles” bifurca la ciudad en sentido sur-norte y es una de las más pintorescas y típicas que encontrarán en la zona segura.

Hemos dejado fuera de la ruta varias cosas interesantes que tampoco deberían perderse, como el Museo Nacional de Capodimonte donde se pueden admirar estupendos tapices, esculturas en bronces o magníficas pinturas como la "Crucifixión" de Masaccio, "La Flagelación" de Caravaggio o "La Transfiguración" de Bellini entre otras.

Tampoco deben abandonar Nápoles sin visitar el Castello Sant’Elmo, con su forma de estrella de seis puntas fue la prisión más famoso del sur de Italia en el siglo XIV. La posición estratégica elevada de la fortaleza la convierten en un extraordinario mirador. Y finalmente no dejéis de ir a Vomeo, el barrio pijo o barrio culto de Nápoles, aquí encontrarán muchos museos y tiendas preciosas. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.