cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > República Checa >

Que ver en Brno


Brno, Republica Checa
 
 
 
  • Castillo de Spielberg
  • Plaza de la Libertad
  • Casco Antiguo o Stara Radnice
  • Monasterio de los Capuchinos
  • Museo Mendel
 
 
 

Viajes a Brno

La ciudad de Brno es una de las grandes desconocidas de la República Checa. Es la segunda ciudad más grande y rica del país, y la primera de Moravia. Como muchas ciudades altamente industrializadas, Brno, ha quedado de lado en la industria turística a pesar de su considerable patrimonio arquitectónico, artístico y cultural.

Un buen recorrido por Brno comienza por la Plaza de la Libertad o Náměstí Svobody considerada el corazón del centro urbano. Desde esta plaza se pueden tomar el autobús, el metro o el tranvía a cualquier parte de la ciudad, pero les recomendamos caminar, porque ninguno de los principales atractivos turísticos se encuentra a más de 10 min. a pié.

Nuestra próxima parada será el Castillo Špilberk. Este castillo fue una terrible prisión en la época de los Habsburgo, pero en la actualidad es un museo y un mirador. Desde aquí, en lo alto de la montaña, podrán apreciar mucho mejor Brno y organizar la ruta del día.

Bajaremos para explorar la Plaza Mendel, que se consideraba el corazón de la ciudad vieja. Aquí veremos cómo era el antiguo Brno y de paso visitaremos el Museo de Mendel, dedicado al padre de la genética oriundo de esta ciudad, y que está ubicado en los predios del Antiguo Monasterio de los Capuchinos. Este antiguo monasterio capuchino data del siglo XVII y además del museo tiene varios edificios que explorar, entre ellos la una preciosa iglesia barroca y las catacumbas.

La vecina Basílica de Nanebevzetí Panny Marie merece una visita también. Caminaremos a través de la universidad para conocer más de cerca a los locales, hasta la Catedral de San Pedro y San Pablo. La silueta de esta iglesia elevada en una pequeña colina domina por completo la ciudad. En la actualidad la catedral está construida en estilo barroco, al estilo Mořic Grimm, y contiene valiosas esculturas y frescos.

Nuestra siguiente parada es el Antiguo Ayuntamiento en la Náměstí Svobody o Plaza del Mercao de los Vegetales. Aquí se levantan dos de los más conocidos símbolos de la ciudad: el Dragon de Brno o Brněnský drak y la Rueda. La escultura Dragón de Brno conmemora el vencimiento de un legendario lagarto que tenía la ciudad atormentada a manos de un carnicero local. El lagarto está embalsamado y colgado expuesto en el viejo ayuntamiento, junto a la legendaria rueda de madera construida por un aldeano de Lednice, en Moravia del Sur, en un tiempo record de 12 horas y que rodó mágicamente desde esta población a Brno sin parar.

Ya basta de leyendas absurdas! Ahora hablemos del bonito edificio del Antiguo Ayuntamiento construido en el siglo XIII y que tiene varios e interesantes salones para visitar como: el Ern Hall, Crystall Hall, Fresco Hall y la casa del Tesoro.

Muy cerca se encuentra el Museo de Moravia o Moravské zemské muzeum ubicado en un palacio encargado por el Emperador Francisco I de Austria, contiene salas y salas de objetos históricos y artísticos muy interesantes. Una corta visita al patio del Arzobispado para admirar su exhibición de numismática y su arquitectura; y acto seguido nos vamos a la Galería de Moravia llena de interesante arte local.

Otro museo que podría ser interesante visitar es el Museo de la Cultura Gitana, donde se explica la historia de las etnias gitanas de Moravia. No se vayan de Brno sin conocer el Teatro Mahen de 1881 y la iglesia de San Juan del siglo XIV.

Si bien dijimos que casi todo lo interesante en Brno se podía ir a pié, hay una de excepción muy importante: la Villa Tugendhat. Esta casa de Mies van der Rohe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ya que se considera uno de los mejores ejemplos de la arquitectura Bauhaus. En las afueras también puedes visitar: el antiguo cementerio judío, el Pabellón Anthropos, la Galería Vaňkovka y el Pabellón de Verano de Mitrovskych.

A pesar de ser una ciudad industrial el entorno natural que rodea a Brno es espléndido. Se encuentra delimitada al norte por las formaciones karst de Moravia y al sur se extiendes verdes y frondosos valles sembrados enteramente con viñas. Así pues además de visitar sus museos, monumentos e iglesias; esta es la ciudad ideal para la práctica del senderismo y otros deportes al aire libre. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.