cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > Portugal >

Que ver en Oporto


Oporto, Portugal
 
 
 
  • Iglesia de San Francisco
  • El Claustro de la Catedral de Oporto
  • Los Puentes construidos por Eiffel
  • Las Bodegas de Vino Oporto
  • Edificio de la Bolsa
 
 
 

Viajar a Oporto

Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal, se asienta en la empinada orilla norte del río Duero, a 310 kilómetros al norte de Lisboa.

Su interesante zona portuaria y bonito casco antiguo destacan entre las casas ocres y marrones que se apilan en las altas laderas por encima del río.

Es que Oporto (también llamada Porto), es una ciudad donde lo antiguo contrasta con lo nuevo. Sus enredadas, empinadas y estrechas calles del casco antiguo son un complemento a sus amplias y modernas avenidas que se extienden hasta los suburbios.

Con imágenes de un pasado oculto en la vida ajetreada de cada callejón, Oporto es un lugar determinado a mantener a su propia identidad.

Para alojarnos elegimos el Eurostars Das Letras, un hotel idealmente ubicado cerca del centro y de las principales atracciones. La habitación era amplia, limpia y confortable, y el personal atento y amable.

Lo primero que te golpea a la llegada es la espectacular topografía. Enclavado en un profundo barranco, el casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es encantador y pintoresco.

Para obtener una visión general de la ciudad, subimos los 240 escalones de la Torre dos Clérigos - en Rua São Filipe Nery -, una torre del siglo XVIII diseñada por el arquitecto italiano Nicolau Nasoni.

Más abajo y pasando un mosaico de tejados rojos, se encuentra el neoclásico Palacio da Bolsa, donde tomamos un paseo guiado. Este edificio con cúpula de vidrio y ex bolsa de valores, posee un salón de baile neo-morisco que demoró 18 años en construirse fue decorado con 40 kilos de oro.

La Sé (la Catedral), preside el casco antiguo. Fundada a principios de siglo XII, y reconstruida en el XIII y de nuevo en el XVIII, ofrece bellas vistas de la Sala Capitular y el patio, junto con un encantador coro románico y claustro gótico.

Nos divertimos mucho caminando por las estrechas calles medievales en torno a la Sé. Asegúrate de admirar el interior de la iglesia renacentista de Santa Clara para ver las decoraciones doradas de las paredes. También la estación de trenes de Sao Bento es digna de ver por sus azulejos con temas históricos.

Al norte de la Catedral, la amplia Avenida dos Aliados conduce a la Câmara Municipal (Ayuntamiento), que es donde se reúnen los aficionados del Club de Fútbol de Porto si (o más bien cuándo) su equipo gana la liga.

Pero por debajo de la Sé hay otro mundo: estrechas y empinadas calles conocidas como Ilhas (islas), caen en cascada hasta el muelle del distrito Ribeira.

Hacia el oeste, a lo largo del río, se encuentra la iglesia de São Francisco, cuyo exterior gótico desmiente un interior del siglo XVIII, junto con el pobre pero muy encantador barrio Miragaia, donde las casas fueron construidas sobre arcos a causa de las inundaciones periódicas.

Muchos visitantes se limitan a recorrer la ciudad vieja, pero los parques también son deliciosos, como el del Palacio de Cristal, con sus hermosas vistas; los jardines art decó de la Fundación Serralves, hogar del modernista Museu de Arte Contemporânea, y el amplio Parque da Cidade, en el camino a Foz.

Otros lugares de interés incluyen la Iglesia Cedofeita (un templo romano restaurado), la Casa do Infante (la casa donde, según la tradición, nació Enrique el Navegante) y la iglesia dos Clérigos, la estructura religiosa más alta del país.

Oporto dispone de numerosas zonas costeras, y las aldeas de pescadores en la costa atlántica son muy conocidas por sus restaurantes de mariscos. No dejes de probar la francesinha, un manjar hecho con carne, pan y queso, rematado con salsa picante. Y, por supuesto, prueba el tradicional vino Oporto.

A la noche, el mejor lugar para ir a tomar un trago es el barrio Ribeira, así como el animado centro histórico, un lugar popular entre los estudiantes. Para conocer el verdadero Portugal, ve a un club de fado, donde melancólicos artistas cantan sus amores perdidos. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información



Copyright 2000 - 2015 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.