cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > Irlanda >

Que ver en Dublín


Dublin, Irlanda
 
 
 
  • Trinity College
  • Plazas Merrion y Fitzwilliam
  • Las iglesias de San Patricio y Christ Church
  • Castillo de Dublín
  • Grafton Street y la zona de Temple Bar
 

Turismo en Dublín

Dublín se extiende en forma de herradura ocupando el centro de la bahía del mismo nombre. Su casco histórico despierta interés por los monumentos y los numerosos pubs donde se han escrito grandes obras de la literatura irlandesa. El río Liffey, que atraviesa el centro de la ciudad, se abre camino desde las llanuras verdes del condado de Kildate y desemboca en el Mar de Irlanda.

La capital de Irlanda constituye una perfecta escapada de fin de semana, llena de color, descanso y muchas cosas interesantes que visitar. El lugar ideal para comenzar el recorrido por Dublín es la estatua de James Joyce, el escritor del “Ulises”. Aquí convergen las dos arterias principales de la ciudad la O’Connell Street y Earl Street, ambas tienen mucho tráfico y están muy congestionadas así que tomaremos otro rumbo.

Nos dirigiremos a The Spire, el monumento más grande del mundo, obra de Ritchie Architects como parte de la modernización del centro de la ciudad. Después esta ruta nos llevará por O’Connnell Stret hasta el puente del mismo nombre, el único puente del mundo más ancho que largo y a Westmoreland Street pasando por delante del Banco de Irlanda y hasta llegar al Trinity College.

El Trinity College fue fundado en 1591, una universidad protestante, por Isabel I y en ella se han formado escritores como J. Swift, O. Wilde o S. Beckett. Hoy en día es aconfesional y además se encuentra completamente abierta para los que deseen pasear por sus preciosos jardines. No hay que dejar de ir a admirar la colección de manuscritos de la biblioteca, entre los que destaca el Book of Kells; un manuscrito iluminado del siglo IX.

Saldremos del college por Nassau Street, para terminar la mañana comprando o curioseando por la tiendas de música irlandesa, joyerías, librerías y tiendas de esta zona. Caminando y caminando llegaremos a Merrion Square, donde conviene fijarse en los muchos y maravillosos edificios de estilo georgiano con sus coloridas puertas típicas de la época. Si vais en fin de semana debéis aprovechar para ir al mercado de pinturas que ponen en el parque y de paso visitar la casa de Oscar Wilde que está muy cerca.

En el lado oeste de Merrion Square, podemos visitar la Nacional Gallery of Dublin o Galería Nacional de Dublín. Inaugurada en 1864, esta institución, tiene una colección de arte irlandés incomparable. Además también dispone de una interesante agrupación de obras de maestros europeos. Si pasan por aquí a la hora de la comida, pueden decidirse por el restaurante de la Nacional Gallery, que tiene buenos precios y buena comida.

En la zona también se puede visitar: Leinster House, que alberga el Parlamento Nacional; la Biblioteca Nacional; el Museo de Historia Natural y el Goverment Building que constituye uno de los mejore ejemplos de arquitectura georgiana de la ciudad.

Para cambiar un poco la tónica nos dirigimos a St. Stephen’s Green, un parque precioso en donde nos podemos relajar. Desde el parque iremos a ver Fusiller’s Arch, un monumento de 1904 y al cercano al Teatro Gaiety, el más antiguo de Dublín actualmente convertido en un bar de copas. Muy cerca no dejen de visitar también Powerscourt House, donde hay un elegante centro comercial con tiendas y locales de comida de calidad.

Una vez comprados y comidos una visita al barrio de Liberties, y por su puesto a la Catedral de St. Patrick. La catedral de Dublín se alza en el que probablemente es el lugar cristiano más antiguo de Irlanda. En el siglo V se construyó una casa de madera en honor al patrón santo de Irlanda, San Patricio, y desde este terreno se ha ocupado con el mismo fin. La actual catedral se construyó en 1191.

La segunda iglesia más importante de la ciudad es la catedral de Christchurch. Se construyó encima de una iglesia de madera que data del 1083 y que mandó construir el rey danés Sitric, también rey de Dublín. Luego cada gobernante ha hecho sus aportaciones hasta obtener el edificio de hoy en día, de estilo más bien gótico. La cripta de debajo de la catedral es una de las más grandes de las islas británicas; la catedral se considera el edificio conservado más antiguo de la ciudad.

La Iglesia de Christchurch es el punto más alto de la ciudad y antiguamente estaba fortificado puesto que pertenecía a la ciudad vikinga. Se puede visitar un muro de la ciudad vikinga que se excavó cerca del Museo Nacional de Irlanda, en torno a Fishamble Street. Se pueden ver tres niveles de casas y un trozo de calle todas de la misma época. Muy cerca de estas excavaciones se puede visitar la Torre de Isolda, del siglo XIII, al lado del Liffey.

Ya se habrá hecho de noche, disfruten de los pubs irlandeses y de la fiesta; pero no se vayan a dormir demasiado tarde que aún queda mucho Dublín por descubrir.

Para el día siguiente el recorrido comienza donde los dejamos: la catedral de San Patricio. De allí caminaremos hasta el Castillo de Dublín y sus jardines. Se dice que originalmente en esta zona había un fuerte gaélico y luego un fuerte vikingo. Su situación elevada los convertía en un punto estratégico, por esto siempre esta zona ha estado ligada al poder de la ciudad. En el conjunto se pueden ver construcciones de diferentes tiempos como la Record Tower, parte del castillo normando del siglo XIII; o la cripta donde se pueden ver piedras del castillo gaélico original.

Salimos del Dublin Castle por Dame Street y cruzamos la calle, para ver el Teatro Olimpia y su fabulosa fachada. Este es el segundo teatro más viejo de la ciudad, durante la época victoriana solía ser un salón de conciertos. Seguimos el recorrido por Dame Street y llegamos al Trinity College de nuevo, pero antes debemos entrar en el Temple Bar.

Temple Bar es el barrio cultural de Dublín. Aquí las calles son adoquinadas y los edificios están todos restaurados. En esta zona conviven personas de negocios, con estudiantes y artistas de la calle. Pasear y tomar una cerveza durante el día o ir de marcha por la noche es una de las cosas que no se puede perder en esta ciudad. Si están por aquí el sábado visiten el precioso mercado de comida artesanal.

Para conocer un Dublín diferente yo recomiendo la Guinness Storehouse donde podrán saber un poco de la elaboración e historia de la famosa cerveza Guinness. Luego de la visita tómense una cerveza en el mirador de la fábrica. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.