cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > Francia >

Que ver en La Borgoña


Borgoña, Francia
 
 
 
  • Dijon
  • Lyon
  • Annency
  • Grenoble
  • Bodegas de los Vinos de Borgoña
 

Viajes a La Borgoña

La Borgoña es la provincia más rica de Francia, tanto histórica, cultural como gastronómicamente. Los exquisitos vinos de la región han causado admiración durante siglos. Cada año la histórica ciudad de Beaune celebra una subasta de vinos, a la que asisten personas de todo el mundo.

Los viñedos de cada una de las regiones vinícolas de la Borgoña, producen vinos de calidad insuperable, por lo que esta región francesa se ha convertido en una visita obligada para los amantes de los caldos, sobretodo del vino Chardonnay.

La ciudad más importante de la región de La Borgoña: es Dijon. Esta destaca por su esplendor arquitectónico legado de la corte de los Duques de Borgoña. En la actulidad, el centro urbano disfruta de una vida cultural muy animada y de una universidad de renombre internacional.

La ciudad famosa famosa por su mostaza y su pan de jengibre -ambos alimentos recuerdan la importancia de Dijon en la ruta medieval de las especies- goza hay de una gran património arquitectónico. El edificio principal de la ciudad, el Palais des Duch. Aquí se guardan todos los tesoros artísticos y el patrimonio medieval convertidos actualmente en la colección del Museo de las Bellas Artes.

Debido a la importancia de Dijon en la ruta de las espécies, las edificicaciones religiosas proliferaron pagadas por ricos mercaderes y muchos penitentes. Entre las más importantes figuran: Notre-Dame una magnifica iglesia gótica del siglo XIII, la iglesia de St-Michel terminada en el siglo XVII combina elementos góticos y renacentistas y la iglesia de St-Etienne que data del siglo XI.

Aunque Dijon es la ciudad más importante, hay muchas otras interesantes ciudades en La Borgoña para visitar como: Vézelay. Esta bonita ciudad destaca por su impresionante basílica Ste-Madeleine.

El hermoso casco antiguo de Beaune hacen de esta pequeña localidad una visita obligada. No dejen de visitar el edificio del Hotel Dieu, un alojamiento medieval para los sin techo de la Guerra de los Cien años, hoy considerado una joya de la arquitectura. También se puede visitar el Hotel des Duch que actualmente alberga el Museo de los Vinos de Borgoña y la iglesia románica Colleguale Notre-Dame.

Lyon es la segunda ciudad más importante de Franci. Esta ciudad siempre ha tenido gran importancia económica, ya en tiempos de los romanos fue la capital comercial y militar de la Galia fundada por Julio Cesar en el año 44 a.C. Las ruinas romanas de Lyon son maravillosas sobretodo para los interesados en la historia del imperio, se puede visitar el Anfiteatro, el Museo de la Civilización Galo-Romana y el Odeón.

En Lyon hay mucho que ver, el casco antiguo o Vieux Lyon como lo llaman los locales está lleno de mansiones magestuosas, muchas de ellas pertenecieron a los comerciantes de la seda. No se pueden ir de la ciudad sin ver la colección del Museo de Bellas Artes de Lyon, la segunda en importancia después del Louvre de Paris.

Otra interesantes ciudad de La Borgoña es Annecy. Ubicada en el extremo norte del Lago del mismo nombre y rodeada de los Alpes franceses, este nucleo urbano, tiene un precioso centro medieval con canales y puentes cubiertos de flores. En la visita se debe incluir el Palacio de la Isla, una prisión del siglo XII, y el Chateau de Annecy. que desde lo alto de la colina ofrece la mejor vista de la ciudad.

No muy lejos se encuentra Talloires, es un pequeño pueblo en el Lago Annecy, la mejor manera de llegar es tomando un barco desde Annecy. La gastronomía y el servicio de hospedaje de este pueblo son legendarios, así que márquenlo en su ruta por La Borgoña, no se arrepentirán.

Aunque esta región francesa está engaladada de preciosos pueblos e interesantes ciudad, no podemos hacer mención de todos. En esta ruta tendremos como última parada, Grenoble. Esta ciudad fue la antigua capital del Delfinado, a lo que debe su larga lista de patrimonio artístico y arquitectónico.

En Grenoble tome el teleférico hasta el Fort de la Bastille, siglo XVI, disfrute de la vista y descienda por uno de los senderos peatonales hasta el Museé Dauphinois con su espléndida exposición de arte local. Luego diríjase al Museo de Grenoble y disfrute de su colección de arte moderno, una maravilla. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más informaciķn

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.