cafeytren
 
   Información      |       Guía de Viajes        |       Alojamiento       |        Tren        |        Vuelos         |       Servicios       |     Contacto  
 




Buscar en cafeytren.com

Siguenos en






 
 
 
 
 
 

Europa > Bosnia y Herzegovina >

Que ver en Sarajevo


Sarajevo, Bosnia y Herzegovina
 
 
 
  • Academia de las Bella Artes
  • Puente Latino
  • Antigua Sinagoga
  • Museo Nacional
  • Mezquita del Emperador
 
 
 

Turismo en Sarajevo

Sarajevo es la capital de Bosnia-Herzegovina y el punto focal de la mayoría de las actividades culturales y urbanas de la nación.

La ciudad está rodeada por los Alpes Dináricos, y se asienta a orillas del río Miljacka. Aunque gran parte del centro de la ciudad es bastante plano, Sarajevo está rodeada por barrios edificados en colinas, algunos de los cuales se encuentran entre las regiones más antiguas de la metrópolis.

Sarajevo es también un lugar rico en diversidad cultural y religiosa. Su larga tradición en el catolicismo, Islam, ortodoxia oriental y el judaísmo, se mezclan para hacer de la ciudad una de las mezclas culturales más eclécticas de todas las capitales de Europa.

El tañido de las campanas de la catedral y el sonido característico de las llamadas a la oración desde las mezquitas, añaden un toque surrealista a la experiencia en general, por lo que una vez allí es fácil sentir que has retrocedido varios siglos en el tiempo.

Mientras la historia de la ciudad tiene sus raíces en la época prehistórica, Sarajevo ha sido, en muchos aspectos, definida por la ocupación otomana de 1461.

En esa época, un grupo de pequeños pueblos fue transformado en una joven ciudad con una mezquita, un mercado, un albergue y el palacio del gobernador. El palacio del gobernador, conocido como Saray en turco, es de especial importancia, ya que Saray Ovasi (los campos que rodean el palacio del gobernador) es el origen del nombre de la ciudad, Sarajevo.

Sin embargo, la historia más reciente de la ciudad ha sido particularmente dura, especialmente durante el siglo XX, cuando sufrió tres importantes guerras: la Primera y Segunda Guerra Mundial, así como los conflictos y el asedio de los años ‘90.

Aunque gran parte de Sarajevo estaba en ruinas al final del milenio, un intenso esfuerzo de reconstrucción la ha transformado de nuevo en una de las joyas de Europa.

Hoy en día, Sarajevo se divide en cuatro municipios. Sin embargo es Stari Grad, o casco antiguo es, sin duda, la joya de la ciudad.

La sección oriental del Stari Grad es hogar de un barrio otomano del siglo XV. Paseando por las callejuelas de la Bascarsija te sentirás transportado a otra época y lugar por su espléndida arquitectura, el sonido del muecín de la Mezquita Gazi Husrey-Beg, y el olor de los cevapcici recién cocinados.

Si te sientes suficientemente en forma, sube la colina hacia la ciudad medieval y las ruinas del Castillo de Jacje, desde donde podrás disfrutar de grandes vistas de la ciudad.

Caminando hacia el oeste, a lo largo del pasillo principal de Bascarsija, notarás un cambio en la arquitectura a medida que avanzas por la calle Ferhadija, en la parte de la ciudad de influencias austro húngaras.

La calle Ferhadija es la principal calle peatonal comercial de Sarajevo, mientras que en las calles paralelas, Obala Kulina bana y Marsala Tita, podrás admirar muchos ejemplos de la herencia austro húngara.

A la hora de comer, si tienes un presupuesto ajustado te recomendamos dirigirte al centro, donde hay una gran cantidad de restaurantes económicos de comida rápida.

Pruebe una pita, que es un pastel especial que puedes conseguir en diferentes sabores tales como calabaza, patata, queso, o queso y espinacas. ¡Sumérgela en una salsa de yogur especiado y disfruta de una auténtica comida local!

También puedes probar el burek (pastel de carne) y el cevapi, una comida rápida hecha con pequeñas salchichas, un montón de cebollas y pan.

Hay tantos restaurantes para elegir en Sarajevo, que te sentirás tentado a cada paso del camino. Sin embargo, para una cena más tradicional te recomendamos ir a la parte antigua de la ciudad.

A la noche, únete a los locales en su larga peregrinación a través de los muchos bares de la ciudad, donde la gente se encuentra a tomar café, cervezas, aguardiente, cócteles, vinos, zumos... o simplemente agua mineral.

Más tarde puedes dirigirte a alguno de los clubes nocturnos que se encuentran en sótanos, conocidos como “guaridas”, y disfrutar de la fiesta hasta el amanecer. /// Texto escrito por Alfredo.


| ¿Quiénes Somos? | Notas de Prensa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones Generales|

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que estas de acuerdo con esto. OK | Más información

Copyright 2000 - 2017 by Café y Tren. Todos los derechos reservados.